La Justicia rechazó el pedido de Jones Huala para celebrar un rito en la cárcel

COMPARTILO

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Es porque el número de personas que participarán supera el estipulado por seguridad. En huelga de hambre desde hace 17 días, el lonko perdió 10 kilos pero el parte médico dice que se encuentra estable.

El insistente pedido de autorización para que Facundo Jones Huala pueda celebrar en el penal de Esquel el Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) con 24 miembros de su comunidad sumó hoy una nueva oposición judicial: el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, rechazó “in limine” un hábeas corpus correctivo en su favor para permitirle que pueda estar acompañado durante ese rito por nueve personas más de las que, por cuestiones de seguridad, fijó el servicio penitenciario federal.

Desde hace 17 días, el lonko mantiene una huelga de hambre en protesta por las sucesivas negativas judiciales y la endureció cuatro días atrás al negarse a ingerir líquidos. Si bien su salud se ha deteriorado, el parte médico del penal de Esquel dice que se encuentra “lúcido y orientado” y que “se moviliza por sus propios medios”. Bajó 10,5 kilos y su peso actual es de 69,800 kg. “En lo hemodinámico está estable, sus signos vitales se encuentran dentro de parámetros normales, y no sufre descompensaciones”, agrega el parte médico.

El hábeas corpus promovido por su pareja, Andrea Millañanco, denunció un agravamiento ilegítimo en sus condiciones de detención y le solicitó al magistrado una acción de carácter urgente para que se garanticen los derechos de los pueblos indígenas a profesar sin restricciones su culto, con independencia de su situación judicial.

Lleral entendió que sus derechos no han sido vulnerados. “No advierto la existencia de algún acto u omisión por parte de la autoridad penitenciaria que implique una agravación ilegítima” en sus condiciones de detención, dijo el magistrado.

Puntualizó que el servicio penitenciario lo autorizó a practicar el rito del año nuevo indígena el 29 de junio desde la 6:30 hasta las 14, en el patio del penal, con un límite de 15 visitantes que deberán completar el trámite de visitas y adecuarse a los controles de seguridad. Y explicó que tampoco hubo objeciones para que ingresen con los elementos ceremoniales necesarios—en este caso, cuchillos para la elaboración de comidas rituales—, en tanto sean sometidos a los controles de rigor.

Lleral entendió que la queja radica en el número de personas autorizadas a ingresar al Penal N° 14 y que esa limitación no es arbitraria sino que obedece a normas de seguridad. Al desestimar el recurso, recordó que Jones Huala, quien se encuentra detenido a disposición del Juzgado Federal de Bariloche a espera de que la Corte Suprema se expida sobre su extradición,  había sido autorizado a celebrar el Wiñoy Tripantu en soledad, en un lugar abierto, decisión que fue ratificada por la Cámara Federal de General Roca. Aunque luego el sistema penitenciario permitió un mayor número de participantes.

Esos antecedentes, dijo Lleral, demuestran que no ha habido conculcación de derechos.

Fuentes judiciales en Bariloche negaron haber sido restrictivos en demasía respecto a las condiciones de detención de Jones Huala. “Desde el primer día se le permitió tener su medicina ancestral. Luego revocamos la negativa del penal para que pudiera tener visitas íntimas con su cónyuge y le permitimos realizar su ceremonia ritual matutina antes de la salida del sol en el patio del penal. Cuando ese lugar tuvo problemas con una cloaca, se le ofreció otro alternativo y él lo rechazó”, señaló la fuente.

Y agregó: “Cada vez que se le dice sí a algo, ellos aumentan las demandas, porque lo que buscan es un no. Definitivamente, no les interesan los permisos, sino victimizarse ante las negativas”.

Esta mañana Hebe de Bonafini mantuvo tomada con miembros de ATE la Casa de Chubutpara apoyar los reclamos del lonko. La titular de Madres de Plaza de Mayo exigió que sus demandas fueran escuchadas por el gobernador de Chubut Mariano Arcioni.

Panfleto en Esquel

En tanto, esta madrugada la policía de Chubut encontró en la puerta de la municipalidad de Esquel un panfleto manuscrito, firmado por “Resistencia Ancestral” y las iniciales K.L., que decía: “Basta de perseguir a los peñis Lautaro [González] y Fausto [Jones Huala]. Es momento de que corra sangre. Vengaremos a Inakayal”. La alusión remite al cacique tehuelche del XIX, uno de los últimos en resistir junto a 3.000 hombres la Campaña del Desierto del General Julio Argentino Roca.

Los efectivos policiales también hallaron a metros del lugar dos botellas con líquido inflamable debajo de un vehículo, que vincularon con el panfleto. Ambos hallazgos fueron comunicados a la Fiscalía Federal de Esquel.

 

Fuente: Infobae